Imprimir
Visto: 337
Con el objetivo de mejorar el desarrollo de las competencias de la infancia y la juventud en situación de exclusión social, así como de sus padres y madres, AMURADI-FAKALI ha desarrollado por noveno año consecutivo el programa CaixaProinfancia, una iniciativa financiada por la Obra Social "la Caixa" que alcanza su decimocuarta edicición en Sevilla y provincia.
 
Para ello, AMURADI-FAKALI ha trabajado en el curso 2020/21 ahora concluido con 18 familias en situación de exclusión social, representadas por sus mujeres, repartidas en zonas especialmente vulnerables de Sevilla, como son Polígono Norte (10) y Polígono Sur (8), que se han beneficiado de un modelo de acción social y educativa integral que ha contribuido de manera eficiente a cubrir mediante ayudas directas las necesidades materiales básicas y mejorar las oportunidades de desarrollo social y educativo de nuestra población diana, la gitana.
 
Así, durante los últimos ocho meses hemos incidimos en la dimensión social y psicológica de la familia para complementar nuestro trabajo de refuerzo educativo con los menores con los talleres terapéuticos grupales, dirigidos primordialmente a las mujeres (18 en total). A través de estos talleres se detectan y mejoran ciertas dificultades o conflictos emocionales y de relación, tanto en el conjunto familiar como en el niño, niña o adolescente. 
 
A lo largo de las 30 sesiones impartidas, nuestras mujeres han sido protagonistas de un modelo de acción social y educativa integral que ha incrementado sus oportunidades y las de sus familias mediante el trabajo en cuestiones básicas tales como la autoestima, la reflexión, el conocimiento de una misma y sus habilidades sociales, las relaciones hijos/as y madres y su importancia, los hábitos saludables, la creatividad y las manualidades, la alimentación equilibrada y el ejercicio físico o el fomento de la lectura como actividad compartida con los hijos/as.
 
Se ha cubierto, por consiguente, con el triple objetivo de fomentar la parentalidad positiva, sensibilizar respecto a la dinámica relacional familiar, y prevenir hábitos o conductas de riesgo para la salud física y emocional de la familia en general, y los menores en particular.