Imprimir
Visto: 322

Tremendamente satisfechas y orgullosas del éxito de la XI Marcha por la Paz del Polígono Norte en Sevilla, en la que FAKALI y AMURADI han participado de manera directa como integrantes de la Mesa de Educación de Polígono Norte. Entidad organizadora que aglutina a un buen número de centros educativos, administraciones públicas, AMPAS, entidades sociales y vencidario de este barrio con necesidades de transformación social.

 

Bajo el lema "Vivir es convivir", más de 400 escolares de siete centros educativos de la zona han protagonizado este año una iniciativa que por vez primera ha contado con la presencia de representantes municipales, en este caso la delegada de Educación del Ayuntamiento de Sevilla, María Luisa Gómez Castaño y la delegada del Distrito Macarena, Clara Macías, quienes intervinieron en la lectura del manifiesto por la paz en una concurrida Plaza del Olivo. "Lanzamos un mensaje de solidaridad y de esperanza, de que es posible un futuro mejor en los barrios con el compromiso de todos con principios como la tolerancia o el respeto a la diversidad", fue la proclama de las protagonistas ante un público entregado a las actividades propuestas por la organización (talleres sociocomunitarios, música...) en una jornada que transcurrió con absoluta normalidad en un ambiente festivo y, como no, reivindicativo.

La marcha arrancó temprano desde esa Plaza del Olivo en La Barzola, remozada para la ocasión con una colorista decoración realizada por los escolares (incluidos los 27 a cargo de esta federación en el CEIP Hermanos Machado) y sus madres. Luego, cada parada de la marcha en los centros escolares del barrio se convirtió en un espacio para la reflexión a partir de las actividades que cada uno organizó. Al final, de nuevo en el punto de partida, diferentes entidades (entre ellas FAKALI-AMURADI) montaron expositores con actividades de ocio, tiempo libre y sensibilización, además de actuaciones musicales. Toda una fiesta, a fin de cuentas, para fomentar la tolerancia y la convivencia pacífica, así como para educar en el respeto a la diversidad, y con la causa gitana también protagonista con mujeres y niños y niñas que representan una ruptura de estereotipos y que reflejan la implicación de su comunidad en el devenir de su barrio. Ganas no le faltan por seguir haciendo cosas en beneficio de la interculturalidad y la convivencia pacífica. El año que viene promete más y mejores iniciativas. El entusiamo de la gente es su mejor aval. ¡Seguimos!